El papel del cliente en el éxito empresarial

¿Cuántas veces te has preguntado, a lo largo de todo el tiempo que llevas al frente de tu empresa, si estás enfocando correctamente tus recursos y esfuerzos? Hoy, quiero hablarte sobre el único elemento del que no podemos apartar la vista si queremos alcanzar el éxito empresarial.

Cuando estás al frente de una empresa, es inevitable hacerse preguntas. Estaré haciéndolo bien, por qué no tomé esa decisión antes, qué habría pasado si hubiese aceptado aquella oferta que en su día me pareció tan arriesgada… 

No importa cuántos años lleves a la cabeza de tu empresa, porque siempre hay algo en lo que ponerse al día. Algo que mejorar. Algo que hará que te preguntes si estás dirigiendo tus recursos y los de tu empresa por el camino correcto. Hoy quiero hablarte del único aspecto en el que SIEMPRE será rentable invertir cuando se trata de tu negocio. El único aspecto que llevará a tu negocio a alcanzar el éxito empresarial.

El papel del cliente en el éxito empresarial

De todo lo que he aprendido a lo largo de los años, si algo se me ha quedado grabado a fuego es que el éxito de una empresa lo marcan los clientes. Y esto es algo indudable.

Nuestro objetivo, en última instancia, siempre será vender, esto también es indudable, pero ¿a quiénes les vamos a vender? ¿Cómo vamos a ser capaces de vender si no conocemos a aquellos a quienes nos dirigimos? 

¿Has probado a pedirle matrimonio a la primera persona con la que te cruzas al salir de casa cada mañana? Probablemente no (espero que no), pero eso es porque sabes la respuesta que obtendrías: un rotundo no.

En el mundo empresarial sucede lo mismo. Hay que conocer al cliente, escucharlo, observarlo… ENTENDERLO, porque solo así lograremos lanzar al mercado un producto o servicio que cumpla con los requerimientos de estos clientes, que son quienes tienen el poder de decidir hacerse o no con él.  

Después de esto, la comunicación entre empresa y cliente deberá ser continua; el aprendizaje no acaba nunca. Así que, antes de perder la cabeza intentando averiguar por qué no vendes lo suficiente, prueba a ponerte en la piel de tus clientes. ¿Sabes qué buscan cuando se fijan en tu producto o servicio? ¿Les estás ofreciendo lo que realmente necesitan, o estás confundiendo sus necesidades con tu propia interpretación de estas?

Estamos en la era del marketing de experiencias, y esto tampoco podemos pasarlo por alto. Nuestros clientes van más allá cuando eligen un producto o servicio por encima de otro. Por ejemplo, cuando reservas un viaje, lo haces porque te apetece viajar, obviamente. Pero también esperas obtener algo de esa experiencia, ¿a que sí? Abrir tu mente, desconectar, probar algún plato exótico… No se trata únicamente de lo que un producto representa, sino de todo lo que implica su consumo.

¿Quieres averiguar si tu empresa va por el camino correcto? Plantéate si tú, como consumidor, te decantarías por tu producto o servicio en lugar de por cualquier otro. ¿Cómo te haría sentir si fueses tú quien lo consume? En la respuesta que des está la clave de tu éxito empresarial.

Si lo prefieres, puedes escuchar este artículo en nuestro podcast: