¿Puedes utilizar las redes sociales en tu negocio si este está enfocado a vender a otros negocios? Hoy hablamos sobre cómo puedes hacer uso de ellas para mejorar la imagen de tu empresa, mejorar la relación con los clientes cuando estos son empresas, o hacer más dinámica la atención al cliente… entre otras cosas.
 

Redes sociales en B2B

Las redes sociales suelen causar cierto respeto a las empresas, ¿o me equivoco? No tienes muy claro si tu público objetivo está ahí, o cómo puede llegar a transformarse una publicación en una venta o un nuevo cliente… Pero ¿y si te digo que las redes sociales pueden aportar a tu negocio más de lo que crees? 

Utilizadas de la forma correcta, las redes sociales nos ayudan a entender cómo se comportan nuestros clientes, y por ende, a encontrar estrategias enfocadas a conseguir nuestros objetivos. Su instantaneidad y la posibilidad de medir resultados hacen de ellas una herramienta clave, de venta y crecimiento, para cualquier empresa, ya sea de venta a otros negocios (también conocida como B2B) o de venta a clientes finales. 

No podemos perder de vista que la venta B2B se centra, principalmente, en los vínculos establecidos entre ambas partes. Y, ¿qué son las redes sociales sino una forma de establecer vínculos duraderos y crear comunidad? Por eso, la presencia en redes sociales contribuye a alcanzar los objetivos empresariales, sobre todo de ventas.

Son, también, una plataforma ideal para proyectar la imagen de autoridad y experiencia en nuestro ámbito, que hará que un potencial cliente se decante por nosotros y no por alguien de la competencia. 

El proceso de decisión de compra entre empresas es mucho más lento que el que hace cualquier persona en su día a día; son decisiones meditadas y evaluadas. No obstante, la fidelización es mucho mayor. ¿Por qué no utilizar las redes para estrechar el vínculo con nuestros clientes y, además, exaltar nuestro trabajo y nuestra experiencia?

Piensa que, por mucho que los clientes de tu negocio sean otros negocios, esos negocios están formados por personas, que son quienes toman las decisiones. Así pues, ¿qué tal si nos centramos en esas personas que, con toda probabilidad, son accesibles en redes sociales?

La clave, como siempre, es detectar cómo son nuestros clientes, conocer sus gustos, cuál es su red social de preferencia, qué buscan en ellas… y estudiar la forma de estar ahí la próxima vez que te busquen para que tú puedas comenzar el proceso de venta B2B cuanto antes.

 

Si lo prefieres, puedes escuchar este artículo en formato podcast:

Y si tienes alguna duda, podemos tomarnos un café y la resolvemos.